Cara a cara sobre las macrofiestas

debate

Mucho se ha debatido y mucho se seguirá debatiendo sobre este tema que por otra parte no deja de ser, en algún sentido, ridículo. Quien quiere divertirse siempre encuentra la forma de hacerlo y quien está acostumbrado a ver todo lo que acontece a su alreddedor cargado de negatividad seguirá haciéndolo. No tenemos remedio. Mientras, ¿qué importa debatir o no? Al hacerlo cada uno se busca a sí mismo y una postura personal ante los aconteceres sociales. (Qué bien me ha quedado esto).
Las fiestas populares, los botellones, las fiestas organizadas como las despedidas de soltero o de soltera, los encuentros en la discoteca existen porque hay una demanda de todo ello.

El caso es que hemos empezado con unas fiestas muy especiales aprovechando el tirón que el cine tiene entre todos. Escenas de películas famosas las hemos readaptado para aprovechar de ellas lo que tienen de más tópico y divertido y así conseguir que todos os impliquéis en el desarrollo de la fiesta.

Nos gustaría que nos dijeseis, oh sí está muy bien, nos encantan estas historias, nos hacen sentirnos importantes. Hacen que queramos participar en ellas de forma especial ya que nos recuerdan momentos de películas que hemos vivido con intensidad. Hay alguna escena de cine que la he visto más de cien veces.

O quizás no estés tan de acuerdo y pienses que es muy poco original eso de tomar una escena de cine y simplemente hacer cuatro cambios y ya está, ale, a imaginar que uno es un actor consumado que ha participado en mil películas y que la vida le va de lujo, con su mansión eb Beberly Hills y todo eso.

¿Y tú qué piensas? ¿A favor? Dínoslo. ¿En contra? Dínoslo.
Queremos saber qué opinas.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.